Los zapatos icónicos del Cine

, , , ,

Los zapatos rojos de Judy Garland en ‘El Mago de Oz’ (Victor Fleming, 1939)

Sería fantástico que pronunciar las palabras ”No hay lugar como el hogar” y dar unos golpecitos de talón con los zapatos rojos de lentejuelas fueran suficiente para volver a casa después de un largo viaje.


Las zapatillas de ballet de ‘Las zapatillas rojas’ (Michael Powell, 1948)

La protagonista de esta clásica película inglesa, no podía parar de bailar con estas zapatillas rojas de ballet.

Los Pilgrim de Catherine Deneuve en ‘Bella de día’ (Luís Buñuel, 1967)

Es uno de los diseños más emblemáticos de Roger Vivier, unos zapatos de hebilla rectangular y tacón medio grueso que Catherine Deneuve hizo famosos en ‘Bella de día’.

Las zapatillas Nike de Michael J. Fox en ‘Regreso al futuro 2’ (Robert Zemeckis, 1989)

Las zapatillas que se ataban solas eran unas de las cosas que sucedían en un lejano futuro 2015. Este año Nike ha anunciado que sacará un modelo inspirado en las que llevaba Marty McFly.

Las botas de charol de Julia Roberts en ‘Pretty Woman’ (Garry Marshall, 1990)

Una botas de escándalo, de charol y por encima de la rodilla, para una de las prostitutas más entrañables que ha dado el cine.

Las zapatillas Nike de Tom Hanks en ‘Forrest Gump’ (Robert Zemeckis, 1994)

El personaje de Tom Hanks no hubiera recorrido los mismos kilómetros sin el clásico modelo ‘Cortez’ de Nike.

La zapatillas Asics de Uma Thurman en ‘Kill Bill’ (Quentin Tarantino, 2003)

Tarantino vistió a la nueva heroína de acción con chándal y zapatillas de deporte de color amarillo, un look que quedará en los anales de la historia del cine y que es un bello homenaje a Bruce Lee.

Las zapatillas Adidas de Bill Murray en ‘Life Aquatic’ (Wes Anderson, 2004)

La películas Wes Anderson siempre están llenas de interesantes objetos sartoriales. En esta ocasión el original look de Bill Murray lo completaban las zapatillas Zissou de Adidas.

La zapatillas Converse de Kirsten Dunst en ‘María Antonieta’ (Sofia Coppola, 2006)

Unos de los gazapos históricos más cool de la historia del cine, las zapatillas Converse de color lila que formaban parte del guardarropa de María Antonieta.

Los ”manolos” de Sarah Jessica Parker de ‘Sexo en Nueva York’ (Michael Patric King, 2008)

Carrie Bradshaw lanzó al estrellato estos zapatos súper femeninos y sofisticados diseñados por Manolo Blahnik.

Los zapatos de cristal de Lily James en ‘Cenicienta’ (Kenneth Branagh, 2015)

El zapato de cristal de Cenicienta es una pieza clave del argumento de este cuento clásico. Y se ha convertido en unos de los zapatos más versionados de la historia.

De la lavanda al trigo: así ha cumplido Jacquemus con la distancia social en su último desfile

, , ,

Un campo infinito y dorado es la bucólica estampa que ha elegido el diseñador francés para presentar ‘L’Amour’, su colección primavera verano 2021

¿Puede crearse una atmósfera onírica en este panorama actual y cumpliendo con las distancias de rigor? La respuesta siempre es sí cuando hablamos de Jacquemus. Para su colección primavera verano 2021, el diseñador ha optado por hacer una presentación habitual, que también ha trasladado a la naturaleza. Con una salvedad: si todavía recordamos esos delicados campos de lavanda que protagonizaron su desfile de primavera del año pasado, en 2020 sustituye su tono lila por el dorado de unos campos infinitos de trigo a punto de ser cosechados. En mitad de ellos ha incluido una sinuosa pasarela por la que han desfilado sus modelos ante la atenta mirada de un público cuyos asientos se encontraban al borde del camino, haciéndose hueco entre las espigas mediante sillas de madera y respetando la distancia entre cada uno de ellos.

El escenario, por supuesto, ha hecho las delicias de los invitados, que no han podido evitar fotografiar ese paisaje. Si la estampa era bucólica de por sí, el modisto también ha recreado curiosos escenarios. Por ejemplo, ha instalado una cama en mitad del campo, como podíamos ver en la foto que publicaba Jeanne Damas en su perfil de Instagram. También puso un gran marco blanco que sirvió a su vez perfecto fondo para subrayar el carácter idílico del lugar en el que presentó la colección.

El fondo tenía todas las papeletas para convertirse en un viral en sí mismo del desfile. Bajo el nombre de L’Amour, Simon Jacquemus ha presentado una colección de colores amables a la vista, que armonizaban con la calidez de los campos de trigo. El blanco, los tonos tierra, el amarillo, la paleta de crudos y beige y el negro teñían una propuesta cuyas líneas siguen las siluetas a las que el diseñador ya nos tiene acostumbrados:  vestidos y blusas con nudos con asimetrías, profundos escotes, tops con cut-outs tan sexies como delicados, tejidos que van del lino al punto, estampados como los cuadros… 

Los accesorios vuelven a jugar un papel fundamental también en este desfile: el creador propone irresistibles piezas en las que incluye ante, lona o cuero y juega al despiste con objetos cotidianos, como platos. También pone a prueba su Chiquito, experimentando con diferentes modelos, tamaños y materiales (mimbre incluido) que están llamados a convertirse en el próximo objeto de deseo de la industria. 

El amor, escribía Jacquemus ha sido precisamente el motor detrás de la colección. Sobre todo, el de la capacidad de su equipo: “No mucho después de que mi equipo se separase, todos estábamos en nuestras respectivas casas sintiendo el deseo de trabajar, y surgió una nueva visión de la colección. Nos convertimos en una cadena humana, ejecutando con amor cada paso del proceso creativo. De hecho, cada decisión que tomo concerniente a Jacquemus está motivada primero por el amor y después por el sentido común”. Esto es lo que justificaba, explicaba en Instagram, su decisión de bajar a un ritmo más sostenible este año, con dos desfiles que combinaban la línea femenina y la masculina. “Esta decisión acabó salvándonos esta temporada, ya que recibimos todos nuestros pedidos de tejido antes del confinamiento. La decisión de seguir adelante con nuestro calendario habitual y con el desfile está en el corazón de nuestra identidad visual y nuestra estrategia comercial. Con esta colección más pequeña, presentada principalmente a nuestra familia y amigos, sacamos a la luz nuestros mundos interiores, interpretando las humildes telas y los objetos con los que vivimos, que tienen sus propios poemas que contar”.

FUENTE: VOGUE

LA BATALLA POR LAS SUELAS ROJAS

,

Historia de unas Suelas Rojas. Está claro que el color rojo levanta pasiones y si no que se lo digan a dos grandes empresas de calzado de lujo que han llegado hasta el enfrentamiento en los Tribunales de Justicia de la Unión Europea.

Louboutin y la batalla por las suelas rojas.

El diseñador de calzado y maestro zapatero por excelencia de origen francés Christian Louboutin, ganó en Junio de 2018, después de seis años de confrontaciones el pleito que tenía para defender que el color rojo de las suelas de sus zapatos era un signo distintivo y elemento principal de la Marca de la Unión Europea que tiene registrada. Las suelas rojas se han convertido en un icono de la moda y como marca de color rojo es válida y está protegida.

Hay que recordar que desde el año 1992 los zapatos que diseña Christian Louboutin se caracterizan por tener las suelas de color rojo lacado.

¿Un color se puede registrar como Marca de la Unión Europea?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, finalmente ha reconocido la exclusividad de Louboutin para utilizar las suelas rojas en los diseños de sus zapatos.

Todo comenzó cuando una empresa de calzado holandesa Van Haren, copió el color rojo de las suelas del diseñador Christian Louboutin. La sentencia viene a decir que la marca de color rojo es un signo registrable y que se encontraba protegida antes de que la empresa holandesa comenzara a fabricar sus zapatos con suela roja y los comercializara en sus tiendas.

La decisión implica que desde Junio de 2018 la firma de calzado de lujo puede mantener registrada como marca propia su sello más característico, la suela roja.

Existen otras empresas que tienen un color registrado como es el caso por ejemplo de la casa de joyas Tiffany&Co, que en 1998 registró el llamado azul Tiffany. La multinacional británica de alimentos Cadbury protegió legalmente los envoltorios de color púrpura. Por su parte, la empresa de telefonía móvil T-Mobile, registró en Holanda el color magenta que identifica su logotipo. En España también existen otros casos de colores patentados, como el azul de los paquetes de Evax, el verde de El Corte Inglés o el verde de la Guardia Civil, entre otros.

Sin lugar a duda el color de una marca supone una insignia inconfundible y por ello merece una protección, ¿o es que el color rojo Ferrari es un color cualquiera?

Protección de los diseños de calzado.

Este asunto de la batalla por las suelas rojas se remonta a 2012, cuando Van Haren comercializaba en sus tiendas zapatos de mujer de tacón alto con suela en color rojo. Louboutin lo denunció ante el Tribunal de los Países Bajos, pues vulneraba los derechos de exclusividad que había obtenido Louboutin registrando el color rojo para las suelas de sus zapatos de tacón.

Hay que recordar que Louboutin registró legalmente en el año 2010 el tacón con la suela de color rojo, ¿y sabes por qué? Te lo contamos al final del post.

Por otro lado, la compañía holandesa alegó que la marca del diseñador era nula, excusándose en que según la Ley de Marcas de la Unión Europea se prohíbe registrar cualquier signo formado solamente por la forma de un producto, en este caso la suela. El juez llegó a la conclusión de que el concepto de “forma” debe efectuarse conforme a su sentido habitual del lenguaje. Y en el lenguaje corriente nunca se considera que un color en sí mismo, sin estar delimitado en el espacio, pueda constituir una forma.

Por esta razón, Louboutin aclaró que cuando registró la marca el contorno de la suela no forma parte de la marca, si no que quiere resaltar la posición de la marca, que es el color rojo, un color que está estipulado en el código de identificación internacional como Pantone 18 1663TP y que aplicó a sus suelas rojas.

Es decir, la marca de Louboutin no consiste en la forma específica de la suela de un zapato de tacón. Dibujar la suela sirve únicamente para resaltar el color rojo del objeto.

La suela roja ha permitido que durante todos estos años el público atribuya su origen a su creador, Christian Louboutin, creando así una auténtica Marca Personal diferente y asociativa a las suelas rojas.

El abogado general del Tribunal de la Unión Europea Maciej Szpunar, estaba a favor de anular la marca de diseñador francés. Para él una marca que combina color y forma puede ser denegada según los acuerdos de la directiva. Szpunar mantiene que el análisis debe hacerse al valor intrínseco de la forma sin tener en cuenta el atractivo que haga sobre el producto a causa de la reputación del titular de la marca.

Fuente: REINVENTANDO EL CALZADO

Loewe inventa un nuevo modo de desfilar: un «show» en una caja

, , ,

Su propuesta inspirada en Marcel Duchamp, se añade a las nuevas iniciativas de marcas como Louis Vuitton, Gucci o Saint Laurent

Loewe ha presentado su colección de hombre primavera-verano 2021 en un formato alternativo extremadamente creativo que ha llamado show-in-a-box. Se trataba de una clásica caja archivadora de estilo años 50, con separadores internos que atesoraban todo lo que hubiera podido verse, oírse, percibirse y tocarse en el desfile que «imaginariamente» tuvo lugar ayer domingo a mediodía. En Loewe han demostrado que existen otros modos de desfilar en tiempos del Covid-19, uniendo la tradición y la tecnología.

Y es que quien piense que la moda se quedará parada, se confunde. Jonathan W. Anderson, director creativo de Loewe, ha tomado la idea de las famosas cajas de Marcel Duchamp, esas Boîtes-en-valises que vendía en América y que incluían toda una serie de dibujos, serigrafías, fotografías, miniaturas y pequeñas instalaciones con las que el gran artista intentaba crear pequeños museos portátiles. Lanzadas desde 1936 a 1966 por suscripción y elaboradas a mano inicialmente por el mismo Duchamp, esas cajas condensaban la esencia de su trabajo.

Artesanía contemporánea

« No me apetecía volver a los desfiles todavía, sino impulsar la artesanía y las tradiciones de un modo contemporáneo. Quería dar importancia a los volúmenes arquitectónicos y unir prendas y bolsos como si de una sola pieza se tratara», cuenta Anderson en el vídeo de presentación de su desfile. En cada caja enviada a la prensa e invitados se han incluido grandes recortables de las gafas de la colección, fichas con la colección de calzado, una carta de colores que expone la suavidad de gamas escogida o muestras de tejidos primorosamente organizadas.

Una carta personal de Jonathan Anderson, fotos de las prendas de la colección, una réplica del fondo del desfile, esculturas en papel a montar personalmente e incluso un disco en el que se escuchaba con un rudimentario cartón y una aguja el sonido del taller de Loewe en Madrid, completaban el sorprendente kit físico enviado a domicilio como si de un maletín de espía de posguerra se tratase.

Apoyo digital

El show-in-a-box se completó con una gran serie de contenidos digitales en Instagram y la web de la marca que se hicieron públicos ayer. Entre otros, se mostró una selección de vídeos caseros de los participantes en la front row ficticia, artistas y cantantes de los cinco continentes grabados en su entorno. También se distribuyeron vídeos explicativos de procesos de fabricación, como el centenario Shibori japonés, un tipo de teñido similar a tie dye sesentero o la artesanía tras las prendas en paja trenzada. Esta presentación, que invitaba a involucrarse en el proyecto, tanto por el tacto como por su atractivo visual, ha sido toda una novedad tras estos meses de confinamiento en los que la vida digital y evanescente ha presidido la escena. Un cahier de style físico e inesperado en el etéreo mundo actual.

Esta iniciativa sigue al anuncio de Louis Vuitton, que desarrollará una serie de breves desfiles casi sin público en distintas ciudades del mundo, ampliando la universalidad de la marca sin comprometer la salud de los asistentes. Y se une a las novedades en Gucci y Saint Laurent, que reducen sus desfiles a dos veces al año pero de modo digital, mientras que otras marcas muestran sus colecciones en Instagram o se reservan para mejores fechas. La paradoja de Lampedusa, cambiar todo para que nada cambie.

FUENTE: ABC.ES

MADE IN SPAIN

, ,

Vais a tener que disculparnos, somos fans de lo analógico y preferimos siempre un buen libro antes que una búsqueda por internet.

Además, estamos orgullosos de todos los íconos que fueron creados en España y seguimos apostando al mercado nacional.

Es por todo esto que queremos compartiros otro libro, MADE IN SPAIN.

Aquí se muestran 101 íconos del diseño español, pero nosotros vamos a destacar algunos…

EL ABANICO

El abanico plegable se desarrolla en China y Japón allá por el siglo VII. Llegó a España en el siglo XV, donde arraigó enseguida, sobre todo en el sur, dada nuestra climatología.

El uso del abanico fue al principio común a hombres y mujeres, decantándose posteriormente al uso femenino y no como instrumento de confort, sino como un auténtico complemento del vestuario. Pero, además, se creó un particular lenguaje del abanico, como un WhatsApp de mensajes cortos y rápidos, pensados para el interlocutor masculino.

Abanicarse sobre el pecho lentamente significaba: estoy buscando novio. Hacerlo rápidamente: ya estoy comprometida. Cerrar el abanico y ponerlo sobre las guardas: no me fío. Pasar el dedo por las varillas: tenemos que hablar. Apoyarlo en el corazón: te amo. Cerrarlo bruscamente: te odio. Incluso llegó a crearse un sistema de letreas que combinaba cuatro orientaciones con cinco posiciones, que daba un total de 20 signos correspondientes a letras. Vamos, todo un sistema de mensajitos de la época.

CALZADO CAMPER

En la isla de Mallorca siempre ha habido una gran tradición artesana en el curtido de la piel y la fabricación de zapatos. En 1877, Antonio Fluxá, un artesano de Inca con espíritu pionero, navegó hasta Inglaterra para aprender nuevos métodos de fabricación industrial de calzado.

A la vuelta reunió a un grupo de artesanos locales e introdujo las primeras máquinas de fabricación de zapatos; así nació la tradición de la industria en la zona. En 1975 uno de sus nietos creyó que había llegado el momento de ponerse al día, acorde a los cambios inminentes que vivía nuestro país y crea una marca para afrontar los nuevos usos del calzado. Así nación CAMPER, con una filosofía empresarial muy definida: aprovechar las raíces tradicionales, con una apuesta creativa de más riesgo y libertad.

CAMPER significa campesino en mallorquín, y su eslogan “Camina, no corras” toda una declaración de principios para zapatos preferentemente urbanos: honradez, sencillez, naturaleza, austeridad, espíritu mediterráneo y amor por el oficio.  

ANIS DEL MONO

Los hermanos Josep y Vicenç Bosch i Grau fueron los fundadores de una industria de licores en el año 1865 en Badalona. Su éxito fue muy veloz y al poco tiempo se convirtió en una bebida de renombre internacional.

Hay muchas teorías e historias sobre la etiqueta y el diseño de la botella. Cuentan que en un viaje a París, Vincenç Bosch compró un perfume a su mujer y al regresar a Badalona pensó que podría utilizarlo para su anís. Cambió el formato cuadrado a cilíndrico y mantuvo el peculiar grabado romboidal del vidrio, lo que ha convertido a menudo a esta botella en un instrumento musical improvisado durante las fiestas navideñas.

EL CHUPA CHUPS

La historia de esta golosina universal empezó en 1959, cuando el catalán Enric Bernat se le ocurrió ponerle un palo a un caramelo y distribuirlo industrialmente. Fue la primera empresa que supo explotar esta tipología de caramelo que hace que no te manches y que puedas llevarlo en la boca sin tragártelo.

Al principio, el 90% de la producción se consumía en España, y tan solo el 10% restante se exportaba. Hoy, la cifra se ha invertido, y el 92% se fabrica o vende en el extranjero. Los países más chupadictos son Japón, Corea, Alemania, España, Estados Unidos y Rusia.

La sociedad factura más de 210 millones de euros al año, y destina alrededor de 4 millones de euros en investigación y desarrollo.

LA PAELLA

La paella es originaria de Valencia y se remonta al siglo XV y XVI. Al parecer surgió por la combinación de los alimentos que ofrecía el campo en ese lugar y circunstancia. Por un lado, el pollo y el conejo, como elemento cárnico, y por otro las abundantes hortalizas de la rica huerta valenciana. A eso cabe añadir el aceite de oliva mediterráneo y el excelente arroz cultivado en las proximidades.

La paella valenciana originaria es, por tanto, sabrosa pero austera, productos locales que alimentaban a la gente del campo.

PAPEL DE FUMAR SMOKING

Los tradicionales libritos de papel de liar Smoking fueron lanzados al mercado en 1929, pero en realidad, la empresa manufacturera remonta su actividad papelera a 1725 cuando el papel de fumar se elaboraba en molinos cercanos a un río con un proceso de prensado y secado totalmente manual.

La gama de productos Smoking mantiene el glamour del estilo Art Déco, de la época de cuando fue creado, en los años veinte, con su característico nombre en diagonal, dorado sobre rojo y siempre ha mantenido un cuidadoso diseño y calidad, primero en el papel de arroz y luego con el de cáñamo.

BARAJA ESPAÑOLA

Se dice que la tradición de las cartas viene de Oriente. A partir del siglo XIV se conocen testimonios de juegos de naipes en Europa. A través del sur de Italia, en Nápoles, se extiende el juego por toda Europa, a España desde Cataluña, donde precisamente surge la primera baraja española, de la que se guarda un ejemplar datado en el año 1400. Existe el modelo español, también el alemano-suizo y el francés, del que derivaría la baraja inglesa.

LOS CARTELES DE ALMODÓVAR

Pedro Almodóvar es sin duda el cineasta español más internacional. Nadie como él ha sabido plasmar la transformación del país desde los inicios de la democracia, pasando por el boom de la movida hasta nuestros días.

En su filmografía ha sido muy importante el tratamiento de la imagen gráfica, los títulos de créditos y los carteles, diseñados habitualmente por Juan Gatti, diseñador y fotógrafo argentino nacido en 1950.

Entre las contundentes propuestas de Gatti, destaca el cartel de “Tacones lejanos” que logra expresar toda la fuerza melodramática de la película. De hecho, Almodóvar y Gatti han seguido trayectorias paralelas en su obra fílmica y gráfica, evolucionando del desenfado y la comedia iniciales hacia la dureza y el drama actuales.

BOLSO LOEWE

En 1872 un artesano alemán viaja a Madrid en busca de negocios de su especialidad, la piel. Allí quedó fascinado por un taller de la calle Lobo (hoy en día, Echegaray) dedicado a la marroquinería y decide asociarse con su propietario. En 1892 abren conjuntamente una tienda en la calle Príncipe con el nombre E. Loewe. Fábrica de artículos de piel, pensada para ofrecer artículos de alta calidad para la gente pudiente de la capital. El alemán aporta el rigor organizativo y los españoles la maestría del oficio artesano, creando piezas exclusivas, con calidades muy cuidadas, pieles exóticas y bellos modelos.

Fuente: MADE IN SPAIN –  Juli Capella

Fondo de imágenes: Lienzo pintado por Joaquín Planelles Guarinos