5 marcas de moda locales y sostenibles (bolsos, vaqueros, zapatillas…) que tienes que conocer de cara al otoño 2020

, , ,

A pesar de los retos, hay un nuevo ‘hecho en España’ que no renuncia a lo que es: responsable con sus empleados, ambicioso en la reducción de su huella ecológica y orgullosamente local.

Este tema se publicó en Vogue agosto 2020 (Nº 389).

Cada día es una lucha por la supervivencia. Una batalla que requiere de creatividad, valores firmes y trabajo duro, pero que no puede dejar de ser librada. Es mucho lo que está en juego: un nuevo ‘made in Spain’ con exigente conciencia ambiental. 

1. Canussa

María Cano conoce de cerca esa pelea por dar continuidad a una empresa de moda cuya prioridad no es reducir costes y maximizar beneficios, sino alcanzar un equilibrio en el que la rentabilidad vaya de la mano con la ecología. Su marca, Canussa, nació en 2017. Fabrican accesorios de ‘piel’ vegana —calzado, cinturones reversibles, mochilas y bolsos—, diseños atemporales en los que emplean materiales como poliéster reciclado. Todo, recurriendo a técnicas artesanales de arraigada tradición. “Queremos certificar que nuestra producción se realiza en puestos de trabajo seguros y en condiciones óptimas”, explica Cano. “Nuestros complementos se hacen en Madrid y Alicante por artesanos con amplia experiencia, lo que da como resultado productos de muy alta calidad, pensados para durar”.

Bolsos de poliéster reciclado de alta calidad. 
© Canussa

2. Sidikai

También de la cosecha de 2017 es Sidikai, una marca creada por las hermanas Carlota y Mariana Gramunt que pone el foco en el lujo sostenible con colecciones que no siguen el calendario convencional. Su modelo de negocio está basado, tal como afirman, en “aplicar el proceso creativo no solo a la estética de la pieza, sino también a cuestionar y reformular cada paso de la cadena de valor hacia la economía circular y el empoderamiento social”. La producción local es una parte integral en este planteamiento. “La industria nos ha acostumbrado a que sea normal que una simple camiseta, por ejemplo, viaje miles de kilómetros hasta llegar a nuestra casa. El algodón se produce en China, la confección es en Bangladesh, el centro logístico está en EE.UU y el punto de venta final en una capital europea. Todos esos kilómetros son toneladas de gases invernadero que no vemos, pero que causan un daño irreparable”. Por eso, a la hora de diseñar la cadena de suministros de cada producto, procuran buscar la mejor calidad lo más cerca posible del núcleo de su actividad, que se sitúa en Madrid. Cuando recurren a materias primas procedentes de países lejanos, compensan la huella de carbono invirtiendo en proyectos certificados de reforestación o energías limpias.

Pañuelo de seda de paz (un tipo de seda obtenida sin maltrato animal).
© Sidikai

3. The Nordic Leaves

Aún más reciente es el ejemplo de The Nordic Leaves, la marca catalana fundada en 2018 por Cristina Sopo y Daniel Jordà, que persigue armonizar con la belleza de lo natural. Comercializan prendas de estética minimalista con tejidos como el lino y el algodón ecológicos. Para ellos, la fabricación local tiene sentido en cuanto a la reducción de la contaminación, pero también hay un factor personal. “Mi madre siempre trabajó como modista y costurera para diferentes firmas. Hasta que tuvo que reorientar su carrera, porque el sector estaba cambiando demasiado. Hay grandes profesionales la industria, debemos ponerlos en valor para que puedan seguir desarrollando sus habilidades”, reflexiona Sopo. A ello contribuyen colaborando con talleres en Hospitalet de Llobregat o Igualada. Al igual que con un taller artesano certificado de alpargatas en Elche.

Alpargatas hechas artesanalmente en Elche.
© The Nordic Leaves

4. Flamingos’ Life

En esta ciudad alicantina de gran tradición zapatera tiene precisamente su sede fiscal, sus oficinas y su estructura productiva Flamingos’ life. Creada en 2015 por Carlos García, la marca, que se define como sostenible y vegana, comercializa zapatillas hechas con materiales biodegradables y reciclados (caucho natural, algodón, cáñamo o desechos del maíz). “Ponemos la ética en el centro de nuestras decisiones. Confeccionamos en centros locales y artesanales, garantizando que todos los trabajadores están cubiertos por una seguridad social fuerte, asegurando un sueldo digno y una conciliación con su vida personal”, señala García, para quien la deslocalización genera “esclavitud moderna y una degradación ecológica sin precedentes”.

Zapatillas veganas hechas con materiales biodegradables y reciclados.
© Flamingos’ life

5. Capitán Denim

Una manera de entender la industria que comparten los hermanos José María, Oto y Juan González Arroyo. Ellos son los responsables de transformar en marca, en 2013, la empresa textil fundada por sus padres en 1973, Capitán Denim. La firma produce vaqueros altamente comprometidos con el entorno: han reducido el consumo de agua en un 90% y disminuido las emisiones de CO2 junto con la utilización de químicos. Su centro de operaciones se encuentra en el pueblo albacetense de Madrigueras. “Somos un equipo 50 personas por cuyas manos pasan todos y cada uno de los pantalones que fabricamos”, explica Juan González. “Creemos que la producción local es sinónimo de equilibrio económico, social y medioambiental, algo que se ha evidenciado más durante esta trágica pandemia. Obviamente, tenemos unos costes de producción más elevados, pero los beneficios que revierten en nuestro entorno justifican de sobra dicho sobrecoste. Al final, todo se resume en el sentido común. Si podemos hacer aquí, ¿por qué ir a buscarlo a miles de kilómetros?”.

Vaqueros sostenibles hechos en Madrigueras (Albacete).
© Capitán Denim

FUENTE: VOGUE

Flatforms: de los mocasines a los zapatos de colegio, no hay calzado de 2020 que se le resista

, ,

Las flatforms dejan de ser una plataforma plana que acompaña a las sandalias para invadir botines, mary-janes y todo zapato que sea tendencia en 2020

Las ‘flatforms’ son esas sandalias que llegaron por la puerta de atrás de las tendencias, casi sin anunciarse, pero que han ido invadiendo progresivamente nuestro calzador de verano en todas sus posibilidades. Los desfiles de primavera-verano lo dejaban claro: se trataba de una de las estrellas indiscutibles de 2020, desde las versiones satinadas de Giambattista Valli a las más rotundas de Simone Rocha o Fendi. Un tipo de sandalia que subió a la pasarela allá por los años 90 la diseñadora Miuccia Prada y que llevaron hasta la saciedad figuras como Liv Tyler o incluso Jennifer Aniston. Las sandalias virales del verano, firmadas por The Row y anunciadas a bombo y platillo en las imágenes de varias de las prescriptoras de Instagram, eran la confirmación de que hasta las ‘flip-flop’ habían caído a los ¿encantos? de la plataforma plana.

Flatforms de la primavera verano 1997 de Prada que lució Liv Tyler en alguna ocasión.

FUENTE: VOGUE

¿De qué color es tu personalidad?

, , , ,

Nuestra realidad cotidiana está envuelta por una amplia gama de colores. Y dentro de este espectro, nosotros nos acompañamos de unos pocos. Puede que lo hagas sin darte cuenta. O puede que seas muy consciente de qué tonalidades son las que siempre van contigo, porque colores y personalidad están estrechamente relacionados.

Colores intensos, cálidos y sobrios que de algún modo, decoran nuestra vida a través de la ropa, del color de nuestro coche, de la pintura de las paredes en casa, maquillajes y objetos que intuitivamente incorporamos a nuestro alrededor, según nuestros colores favoritos. Pero, ¿por qué nos atraen? ¿De qué color es tu personalidad?

Colores y personalidad

Puede que a simple vista te parezca una tontería, un juego sin escaso valor científico. Pero en realidad, cabe decir que el estudio de la relación entre colores y personalidad dispone de una amplia bibliografía al respecto, realizada en especial por numerosas empresas de psicología  y marketing donde se intenta indagar por ejemplo, cómo nos determinan ciertos colores a la hora de comprar, a la hora de elegir determinados productos y no otros, o cómo favorecer determinados estados a través de ciertos colores. Todo un sugerente mundo a descubrir.

Hemos de tener en cuenta que los colores forman parte de un espectro lumínico, y, como tales, emanan ciertos tipos de energías dependiendo de su longitud de onda. Imagina por ejemplo cómo te sentirías al entrar a una habitación pintada exclusivamente de negro. O tu sensación al pasar a una sala decorada en tonalidades verdes o azules. No podemos negarlo, los colores emanan sensaciones y emociones. Veamos pues cómo se asocian a la personalidad.

Rojo

Personalidades intensas, activas y muy optimistas. Suelen ser carácteres fuertes, con una clara inclinación ante la competividad en el trabajo, con cierto toque de impulsividad y necesidad de control.

Son personas seguras de sí mismas con un carácter abierto e intenso, pero como defecto, cabría destacar precisamente sus rápidos impulsos a veces poco reflexivos.

Naranja

¿Eres muy sociable pero mantienes los límites? Te gusta estar rodeado de gente pero mantienes cierta seriedad y equilibrio, eres comprensible y muy accesible con las personas de tu alrededor.

Suele gustarte el deporte, el movimiento y emprender pequeños retos cada día. No eres muy impulsivo, pero te gusta iniciar proyectos con los que sentirte involucrado e ilusionado.

Amarillo

Personas muy, muy creativas. A pesar de su creatividad, mantienen el sentido de la lógica, no se trata de una imaginación desbordante sino más bien racional y práctica.

Perfiles analíticos y muy críticos también consigo mismos, tanto, que suelen ser muy exigentes también con las personas que les rodean. Controlan muy bien sus emociones.

Verde

Personalidades relajadas que valoran ante todo aportar a los demás y que los demás les aporten a ellos. Buscan la cercanía de las personas y ansían sentirse seguras y amadas al tener a alguien junto a ellas.

Temen en ocasiones ser heridos por esta dependencia, pero aún así, son vitales y positivas. Muy positivas. Son también personas a las que les gusta que los demás, les reconozcan sus esfuerzos y sus acciones.

Azul

Equilibrio y paz interior. Las personas que suelen inclinarse por esta tonalidad buscan ante todo la tranquilidad y la paz interna. Viven de acuerdo a sus creencias y sus pensamientos sin importarles lo que los demás piensan o opinen de ellos.

No cambian con facilidad, tienen una integridad y unas creencias bien arraigadas ante las que no van a ceder. Personalidades fuertes pero relajadas, muy-muy equilibradas.

Morado

Personas ordenadas, muy sentimentales y, sobre todo, espirituales. Son perfiles muy sensibles, sin embargo, cuando son heridas no lo demuestran con facilidad, prefieren callarse y no evidenciar sus emociones en ese mismo momento. Antes reflexionan, meditan, y luego ponen en voz alta sus pensamientos.

Reflexionan, piensan, buscan su paz interior y además, están muy abiertas a ayudar y orientar a otros. Suelen estar envueltos en temas humanitarios.

Marrón

Arraigados a la tierra, a lo físico y a lo sencillo. Son personas que aman la vida sencilla y natural, la comodidad del día a día envueltos por los seres que aman.

Gris

No es un color negativo, en absolutoDejemos a un lado el famoso término persona gris, para ver en realidad a personalidades que son más bien equilibradas, tranquilas y algo conservadoras. También frías y tan racionales que raras veces podemos lograr enfadarlas. Como defecto cabe destacar su pasividad, raras veces salen de su rutina para emprender complejos planes.

“La felicidad se parece a las corbatas; cada uno escoge el color de la suya”

-Noel Clarasó-

Ya has visto, colores y personalidad sí están relacionados y seguramente, tras leer esto te hayas sentido identificado con uno o varios colores, es lo habitual y esperable. Así que, cuéntanos ¿De qué color es tu personalidad?

Fuente: La mente es maravillosa

Tejidos de la A a la Z

, ,

Hemos decidido realizar nuestro propio diccionario de tejidos.

Aquí os lo compartimos.

Historia sobre las míticas zapatillas All Star de Converse

, ,

Converse Shoes Rubber Company, empresa de calzado estadounidense, fue fundada en febrero de 1908 por Marquis Mills Converse, en la ciudad de Malden, Massachusetts.

Sus comienzos fueron la fabricación de zapatos de goma para hombres, mujeres y niños, pero no fue hasta 1915 cuando la compañía comenzó a fabricar calzado deportivo. En 1917, se crearon las primeras zapatillas de baloncesto Converse All-Star, compuestas únicamente por goma y tejido. En 1921, un jugador de baloncesto con el nombre de Charles “Chuck” Taylor comenzó a trabajar para Converse, como vendedor y embajador de la marca, promocionando las zapatillas por todo Estados Unidos. Taylor también ayudó a la compañía a mejorar el diseño de las zapatillas, proporcionando mayor flexibilidad y apoyo, además de incorporar el parche característico de la marca en el tobillo. En 1930 Converse decidió incorporar el nombre de Chuck Taylor en el logotipo de Converse All-Star, fue entonces cuando las zapatillas se empezaron a conocer como las “Chuck Taylor” All Star.

Las zapatillas Converse se caracterizan por incluir la insignia de la estrella de la compañía, la suela de goma All Star, la punta redondeada lisa y la tira envolvente.

Converse tampoco se libró de la guerra, durante la Segunda Guerra Mundial, la compañía tuvo que cambiar su fabricación dirigida al público para realizar calzado para el ejército.
En la década de los 60, Converse comenzó a expandir su empresa y abrir más fábricas. Las Converse Chuck Taylor All Star eran usadas por el 90% de los jugadores profesionales y universitarios de baloncesto y a medida que pasaban los años este calzado ganó más popularidad y se convirtió en un favorito de los numerosos grupos urbano y subculturas, mirando hacia la calle, a la cultura urbana, a los artistas, a los músicos y a los skaters, convirtiéndose en la imagen de la rebeldía, de ir a contracorriente.
En la década de los 70 en adelante, los nuevos competidores como Puma, Adidas, Nike y Reebok, que introdujeron nuevos diseños en el mercado deportivo, hicieron que Converse perdiera su monopolio, dejando de ser el calzado oficial de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), título que habían disfrutado durante muchos años.
En Junio de 2003, Nike pagó 309 millones para hacerse con la dirección de Converse.
Las All Star, con más de un siglo de vida, están de vuelta con la versión más clásica de esta emblemática zapatilla y con el lanzamiento de nuevos modelos quieren potenciar ese carácter individual y personal de Converse.

FUENTE: Reinventando el calzado