Tendencias otoño-invierno 2020/2021: estas son todas las que tienes que conocer

, , , ,

Prendas, colores, bolsos, zapatos, accesorios, siluetas, detalles e inspiraciones. Estas son las tendencias de otoño-invierno 2020/2021 que triunfarán en los próximos meses

Las tendencias otoño-invierno 2020/2021 resumidas en 10 claves: de la prenda que define la estación –en las dos versiones que importan– a la inspiración cinéfila que parece haberse colado en un gran número de moodboards esta temporada, pasando por ese lugar de nuestra infancia al que nos hacen volver muchas de ellas o el leitmotiv de los próximos meses que se puede interpretar de maneras muy distintas. Pero también los detalles que importan –y que te harán replantearte el minimalismo de la pasada primavera–, el color que más triunfará contra todo pronóstico y todo lo que tienes que saber sobre zapatos, bolsos y demás accesorios. La temporada empieza aquí, con este resumen de las más importantes tendencias otoño-invierno 2020/2021.

La prenda: el vestido

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Uno destaca especialmente porque ha sido el más repetido en los desfiles del otoño y el otro por la enorme coincidencia entre dos grandes firmas. Hablamos, por un lado, del vestido de inspiración viuda negra y, por el otro, del diseño rojo de lentejuelas más buscado de la temporada. Dos prendas muy concretas que han hecho del vestido de cuello alto y manga larga la prenda más buscada de la estación.

Ya sea en tejido de terciopelo, como en BalenciagaFendi y Celine; de látex, como en Saint Laurent; satinado, como en Rochas o con abertura y bordados, como en Givenchylas siglas LBD del próximo otoño responden a otra denominación: long black dress. El vestido negro de la próxima estación alarga y amplía su silueta y se vuelve más discreto y modesto que nunca ocultando al máximo los centímetros de piel. Más de una docena de firmas corroboran que esta es la prenda del otoño.

Pero si alguien podía arrebatarle este título es, sin duda, el vestido rojo de lentejuelas con cuello alto y manga larga que hemos visto en Bottega Veneta y Valentino cuyo parecido es tan evidente que solo puede significar una cosa: tendencia a la vista. Un diseño que también ha estado presente en Saint Laurent, con lazada y grandes hombreras, y en Paco Rabanne, con paillettes XL que hacían las veces de escamas. Prescindiendo de las mangas pero haciendo hincapié en las lentejuelas rojas cabe destacar las versiones minimal de Christopher Kane y No. 21 o la de volantes y drapeados de Rodarte, que se inspira en el vestuario de Winona Ryder en la película Drácula de Francis Ford Coppola.

La inspiración: ‘Matrix’

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Si juntamos en un mismo espacio-tiempo los tejidos de látex vistos en Saint LaurentBalmain o Balenciaga con las chaquetas de piel y gabardinas hasta el suelo de firmas como ValentinoLoewe o Miu Miu, el resultado no podría ser otro que el vestuario de una superheroína de la noche: Trinity en Matrix (1999)Pantalones y tops de látex, un trench plastificado, gafas minimalistas y una actitud muy 90s hacen del personaje interpretado por Carrie-Anne Moss la perfecta musa dark del otoño-invierno. Sin duda, el lado menos romántico y sí más futurista de la tendencia goth que hemos visto sobre las pasarelas.

El detalle estrella: los apliques

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Si estabas cansada del minimalismo 90s de las anteriores temporadas, tranquila: la temporada de otoño viene cargada de apliques de diferente índole que harán las delicias de las más osadas. Las plumas en vestidos, blazers y abrigos –de Altuzarra a Chanel, pasando por Oscar de la RentaLoeweRochasDries Van NotenErdemGiambattista Valli o Givenchy–, los flecos de vocación artesanal, estilo años 20s o de carácter festivo –vistos en Bottega VenetaDiorPradaRodarte o Jil Sander– y los bordados de pedrería –en JW AndersonLanvinOscar de la Renta e Isabel Marant– desmienten por completo aquello de “menos es más”.

El lugar: la escuela

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Podríamos haber citado la campiña inglesa o cualquier entorno eclesiástico –muchas tendencias podrían englobarse en ambos universos– pero la escuela (o la universidad) también recoge un número significativo de las que importan esta temporada: de los estampados de cuadros en clave total look –vistos en Victoria BeckhamDries Van NotenChloéStella McCartneyMiu MiuDiorGucciMarc JacobsGivenchy y JW Anderson, aunque no siempre de inspiración colegial– a los uniformes escolares más literales de Preen by Thornton Bregazzi y Dior –que incluyen corbatas como Prada y Chanel–, pasando por la versión de la colegiala nerd de Gucci o la deportiva y universitaria, polo de rugby y jersey de cricket mediante, de Burberry. Las trencas de color gris de Max Mara, cuyo sempiterno camel cedió terreno al color neutro más buscado del otoño, también nos sitúan en el patio del colegio.

El color: el verde

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Del más versátil verde esmeralda –visto en los desfiles de GucciSies MarjanValentinoLongchampHermès o Emilia Wickstead– al inesperado verde rana –en Bottega VenetaChanelBurberry o JW Anderson–, pasando por el verde menta –LanvinPrabal GurungMarc JacobsVera WangLoewe o Tory Burch–: si algo nos ha quedado claro es que el color más buscado de la próxima temporada viene cargado de esperanza. Esta última variedad pastel, precisamente, viene a corroborar también una de las premoniciones más repetidas de los últimos años: ya en 2018, WGSN anunciaba que se convertiría en el millennial pink de 2020.

El leitmotiv: la protección

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Como si hubieran previsto la crisis de la COVID-19 y teniendo muy presentes las terribles consecuencias del cambio climático, muchas firmas parecen haber lanzado un mensaje de protección al universo aunque, eso sí, de diferente naturaleza. Mientras que los abrigos de pelo XL de Marine SerreDolce & GabbanaStella McCartney o Isabel Marant parecen hacer hincapié en las extremas temperaturas, las mangas y hombros superpoderosos, casi musculosos, de FendiRodarteLanvinJW AndersonMiu Miu o Prada hablan de defensa y empoderamiento. El gesto envolvente de ponerse una bufanda o manta alrededor del torso imitando el cálido gesto de una tarde de invierno en el sofá, visto en Jil SanderGivenchyMichael Kors Collection o Tod’s, pronostica otra corriente que no podría estar más en sintonía con los nuevos tiempos: cocooning o la tendencia creciente del individuo a refugiarse en su hogar.

La contradicción: los escotes

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

En todas las temporadas existe siempre una contradicción (o incluso varias) que enfrenta dos tendencias importantes. Mientras que la primavera pasada eran los años 70 vs. los 90, este otoño-invierno esa discordia se centrará en los escotes. Aunque el décolletage seguirá su ascenso imparable mediante amplias asimetrías y reveladores cut outs –las aberturas frontales y laterales serán clave los próximos meses–, también lo harán los vestidos de cuello alto y las modestas mucetas y esclavinas vistas en GivenchyJil Sander, Paco RabanneNina RicciBalmain o JW AndersonEnseñar o no enseñar en absoluto: esa es la cuestión.

El calzado: las botas

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Que las botas son el zapato del otoño es una obviedad pero esta temporada su importancia dentro de las tendencias en calzado es vital. Con permiso de los Mary Janes, de los kitten heels y de los diseños planos con punta afilada –tres regresos de inspiración retro–, el dominio de las botas y botines se multiplica la próxima estación gracias a la cantidad de versiones que triunfarán sobre el asfalto. A las combat boots de Valentino y a las Chelsea chunky boots de Stella McCartney, dos tendencias que llevan pisando fuerte desde el pasado otoño, se le unen las botas slouchy o arrugadas de Balmain, las de estilo ecuestre de Coach, las tipo mosquetero de Chanel, las over-the-knee de Saint Laurent o las de agua de Prada o Versace. Desde luego, hay donde elegir.

Los bolsos: del mini al maxi

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Entre los bolsos mini colgados al cuello vistos en Prada y los de tamaño maxi por los que han apostado firmas como Bottega Veneta, existen otras dos tendencias que podrían suponer un giro inesperado en nuestro armario de otoño. De un lado, los bolsos con cierre de boquilla e inspiración vintage vistos en firmas como Erdem o Miu Miu; de otro, los bolsos de borrego de DiorMichael Kors Collection o Dries Van Noten. Dos diseños de aires retro que, como los primeros, parecen representar las dos caras de una misma moneda.

Los accesorios: del ‘lady’ al ‘garçonne’

© Fotos: Gorunway.com/ Collage: Andrea Hernando (Condé Nast Creative Studio)

Dentro de la amalgama de tendencias que hay este otoño en lo que concierne a los accesorios, existen tres muy concretas que han destacado en los desfiles de la temporada. Por un lado, los eslabones: de Balmain a Saint Laurent, pasando por JW AndersonOff-WhiteNo. 21 o Alberta Ferretti, pocas firmas se han resistido a darle ese toque tan 80s no solo a sus joyas, sino también a los bolsos (y no hablamos únicamente del asa), a los cinturones e, incluso, a las sandalias. Por el otro, los guantes largos tipo ópera acompañando, en muchas ocasiones, a un vestido de noche de tirantes: Marc Jacobs –inspirándose en Jackie Kennedy–, ValentinoErdemRodarteSportmax o Sacai han recuperado este accesorio de noche de los 50 y 60. Y, para terminar, las corbatas en versiones de tul, como en Dior; de colores vibrantes, como en Prada; largas y muy finas, como en Chanel o anchas y de cuadros, de estilo college, como en Preen by Thornton Bregazzi¿Atrevidos? Sí, pero no imposibles.

FUENTE: VOGUE

MADE IN SPAIN

, ,

Vais a tener que disculparnos, somos fans de lo analógico y preferimos siempre un buen libro antes que una búsqueda por internet.

Además, estamos orgullosos de todos los íconos que fueron creados en España y seguimos apostando al mercado nacional.

Es por todo esto que queremos compartiros otro libro, MADE IN SPAIN.

Aquí se muestran 101 íconos del diseño español, pero nosotros vamos a destacar algunos…

EL ABANICO

El abanico plegable se desarrolla en China y Japón allá por el siglo VII. Llegó a España en el siglo XV, donde arraigó enseguida, sobre todo en el sur, dada nuestra climatología.

El uso del abanico fue al principio común a hombres y mujeres, decantándose posteriormente al uso femenino y no como instrumento de confort, sino como un auténtico complemento del vestuario. Pero, además, se creó un particular lenguaje del abanico, como un WhatsApp de mensajes cortos y rápidos, pensados para el interlocutor masculino.

Abanicarse sobre el pecho lentamente significaba: estoy buscando novio. Hacerlo rápidamente: ya estoy comprometida. Cerrar el abanico y ponerlo sobre las guardas: no me fío. Pasar el dedo por las varillas: tenemos que hablar. Apoyarlo en el corazón: te amo. Cerrarlo bruscamente: te odio. Incluso llegó a crearse un sistema de letreas que combinaba cuatro orientaciones con cinco posiciones, que daba un total de 20 signos correspondientes a letras. Vamos, todo un sistema de mensajitos de la época.

CALZADO CAMPER

En la isla de Mallorca siempre ha habido una gran tradición artesana en el curtido de la piel y la fabricación de zapatos. En 1877, Antonio Fluxá, un artesano de Inca con espíritu pionero, navegó hasta Inglaterra para aprender nuevos métodos de fabricación industrial de calzado.

A la vuelta reunió a un grupo de artesanos locales e introdujo las primeras máquinas de fabricación de zapatos; así nació la tradición de la industria en la zona. En 1975 uno de sus nietos creyó que había llegado el momento de ponerse al día, acorde a los cambios inminentes que vivía nuestro país y crea una marca para afrontar los nuevos usos del calzado. Así nación CAMPER, con una filosofía empresarial muy definida: aprovechar las raíces tradicionales, con una apuesta creativa de más riesgo y libertad.

CAMPER significa campesino en mallorquín, y su eslogan “Camina, no corras” toda una declaración de principios para zapatos preferentemente urbanos: honradez, sencillez, naturaleza, austeridad, espíritu mediterráneo y amor por el oficio.  

ANIS DEL MONO

Los hermanos Josep y Vicenç Bosch i Grau fueron los fundadores de una industria de licores en el año 1865 en Badalona. Su éxito fue muy veloz y al poco tiempo se convirtió en una bebida de renombre internacional.

Hay muchas teorías e historias sobre la etiqueta y el diseño de la botella. Cuentan que en un viaje a París, Vincenç Bosch compró un perfume a su mujer y al regresar a Badalona pensó que podría utilizarlo para su anís. Cambió el formato cuadrado a cilíndrico y mantuvo el peculiar grabado romboidal del vidrio, lo que ha convertido a menudo a esta botella en un instrumento musical improvisado durante las fiestas navideñas.

EL CHUPA CHUPS

La historia de esta golosina universal empezó en 1959, cuando el catalán Enric Bernat se le ocurrió ponerle un palo a un caramelo y distribuirlo industrialmente. Fue la primera empresa que supo explotar esta tipología de caramelo que hace que no te manches y que puedas llevarlo en la boca sin tragártelo.

Al principio, el 90% de la producción se consumía en España, y tan solo el 10% restante se exportaba. Hoy, la cifra se ha invertido, y el 92% se fabrica o vende en el extranjero. Los países más chupadictos son Japón, Corea, Alemania, España, Estados Unidos y Rusia.

La sociedad factura más de 210 millones de euros al año, y destina alrededor de 4 millones de euros en investigación y desarrollo.

LA PAELLA

La paella es originaria de Valencia y se remonta al siglo XV y XVI. Al parecer surgió por la combinación de los alimentos que ofrecía el campo en ese lugar y circunstancia. Por un lado, el pollo y el conejo, como elemento cárnico, y por otro las abundantes hortalizas de la rica huerta valenciana. A eso cabe añadir el aceite de oliva mediterráneo y el excelente arroz cultivado en las proximidades.

La paella valenciana originaria es, por tanto, sabrosa pero austera, productos locales que alimentaban a la gente del campo.

PAPEL DE FUMAR SMOKING

Los tradicionales libritos de papel de liar Smoking fueron lanzados al mercado en 1929, pero en realidad, la empresa manufacturera remonta su actividad papelera a 1725 cuando el papel de fumar se elaboraba en molinos cercanos a un río con un proceso de prensado y secado totalmente manual.

La gama de productos Smoking mantiene el glamour del estilo Art Déco, de la época de cuando fue creado, en los años veinte, con su característico nombre en diagonal, dorado sobre rojo y siempre ha mantenido un cuidadoso diseño y calidad, primero en el papel de arroz y luego con el de cáñamo.

BARAJA ESPAÑOLA

Se dice que la tradición de las cartas viene de Oriente. A partir del siglo XIV se conocen testimonios de juegos de naipes en Europa. A través del sur de Italia, en Nápoles, se extiende el juego por toda Europa, a España desde Cataluña, donde precisamente surge la primera baraja española, de la que se guarda un ejemplar datado en el año 1400. Existe el modelo español, también el alemano-suizo y el francés, del que derivaría la baraja inglesa.

LOS CARTELES DE ALMODÓVAR

Pedro Almodóvar es sin duda el cineasta español más internacional. Nadie como él ha sabido plasmar la transformación del país desde los inicios de la democracia, pasando por el boom de la movida hasta nuestros días.

En su filmografía ha sido muy importante el tratamiento de la imagen gráfica, los títulos de créditos y los carteles, diseñados habitualmente por Juan Gatti, diseñador y fotógrafo argentino nacido en 1950.

Entre las contundentes propuestas de Gatti, destaca el cartel de “Tacones lejanos” que logra expresar toda la fuerza melodramática de la película. De hecho, Almodóvar y Gatti han seguido trayectorias paralelas en su obra fílmica y gráfica, evolucionando del desenfado y la comedia iniciales hacia la dureza y el drama actuales.

BOLSO LOEWE

En 1872 un artesano alemán viaja a Madrid en busca de negocios de su especialidad, la piel. Allí quedó fascinado por un taller de la calle Lobo (hoy en día, Echegaray) dedicado a la marroquinería y decide asociarse con su propietario. En 1892 abren conjuntamente una tienda en la calle Príncipe con el nombre E. Loewe. Fábrica de artículos de piel, pensada para ofrecer artículos de alta calidad para la gente pudiente de la capital. El alemán aporta el rigor organizativo y los españoles la maestría del oficio artesano, creando piezas exclusivas, con calidades muy cuidadas, pieles exóticas y bellos modelos.

Fuente: MADE IN SPAIN –  Juli Capella

Fondo de imágenes: Lienzo pintado por Joaquín Planelles Guarinos

14 bolsos clásicos (y de rebajas) que llevarás el resto de tu vida

, , , , , ,

Las rebajas de verano son el momento perfecto para conseguir ese bolso –o cualquier otra prenda o accesorio– que tantas ganas tenemos de incorporar a nuestro armario a mejor precio. Es por eso que hemos comenzado la caza del bolso perfecto en el que invertir ahora y llevar el resto de nuestras vidas. 

Los requisitos que tienen que cumplir son muy sencillos: 

1. Tener un buen descuento.

2. No tener un estampado que nos pueda llegar a aburrir.

3. Ser de un color fácilmente combinable, como los neutros o los colores suaves.

4. Y, por último, si puede haber estado en la parrilla de las tendencias que adoran las chicas clásicas, mejor que mejor).

Aunque no todas las tiendas han empezado la temporada de rebajas, algunas de nuestras direcciones online favoritas ya gozan de descuentos. He aquí los diseños que no te cansarán nunca: desde el nanobolso de Jacquemus a la reinvención de la cesta de Boyy.

Toma nota. 

© Cortesía de My Theresa

Continúa leyendo esta nota en: VOGUE