OBSESIÓN

,

OBSESIÓN

Vivier, Blahnik y Westwood. Los chapones de madera de medio metro del siglo XV y su reaparición como zapatos de plataforma de las décadas de los 60 y 70. La paradoja de los tacones altos. Palas de tul, brocado, bisutería, vidrio, escamas y plumas. Los inmortales clásicos de Chanel, el zapato de salón de Jackie Onassis, los tacones aguja de Marilyn: esta obra es un auténtico deleite visual, un homenaje al calzado femenino con más de 1000 fotografías a todo color.

Además se incluyen anécdotas fascinantes sobre los zapatos, e incluso un amplio repertorio de modelos inolvidables bajo el título “El zapato dejó huella” : ¿quién no recuerda las futuristas botas estilo gogó de Courrèges?

Linda O’Keeffe “Un tributo a las sandalias, botas, zapatillas…”