LA BATALLA POR LAS SUELAS ROJAS

,

Historia de unas Suelas Rojas. Está claro que el color rojo levanta pasiones y si no que se lo digan a dos grandes empresas de calzado de lujo que han llegado hasta el enfrentamiento en los Tribunales de Justicia de la Unión Europea.

Louboutin y la batalla por las suelas rojas.

El diseñador de calzado y maestro zapatero por excelencia de origen francés Christian Louboutin, ganó en Junio de 2018, después de seis años de confrontaciones el pleito que tenía para defender que el color rojo de las suelas de sus zapatos era un signo distintivo y elemento principal de la Marca de la Unión Europea que tiene registrada. Las suelas rojas se han convertido en un icono de la moda y como marca de color rojo es válida y está protegida.

Hay que recordar que desde el año 1992 los zapatos que diseña Christian Louboutin se caracterizan por tener las suelas de color rojo lacado.

¿Un color se puede registrar como Marca de la Unión Europea?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, finalmente ha reconocido la exclusividad de Louboutin para utilizar las suelas rojas en los diseños de sus zapatos.

Todo comenzó cuando una empresa de calzado holandesa Van Haren, copió el color rojo de las suelas del diseñador Christian Louboutin. La sentencia viene a decir que la marca de color rojo es un signo registrable y que se encontraba protegida antes de que la empresa holandesa comenzara a fabricar sus zapatos con suela roja y los comercializara en sus tiendas.

La decisión implica que desde Junio de 2018 la firma de calzado de lujo puede mantener registrada como marca propia su sello más característico, la suela roja.

Existen otras empresas que tienen un color registrado como es el caso por ejemplo de la casa de joyas Tiffany&Co, que en 1998 registró el llamado azul Tiffany. La multinacional británica de alimentos Cadbury protegió legalmente los envoltorios de color púrpura. Por su parte, la empresa de telefonía móvil T-Mobile, registró en Holanda el color magenta que identifica su logotipo. En España también existen otros casos de colores patentados, como el azul de los paquetes de Evax, el verde de El Corte Inglés o el verde de la Guardia Civil, entre otros.

Sin lugar a duda el color de una marca supone una insignia inconfundible y por ello merece una protección, ¿o es que el color rojo Ferrari es un color cualquiera?

Protección de los diseños de calzado.

Este asunto de la batalla por las suelas rojas se remonta a 2012, cuando Van Haren comercializaba en sus tiendas zapatos de mujer de tacón alto con suela en color rojo. Louboutin lo denunció ante el Tribunal de los Países Bajos, pues vulneraba los derechos de exclusividad que había obtenido Louboutin registrando el color rojo para las suelas de sus zapatos de tacón.

Hay que recordar que Louboutin registró legalmente en el año 2010 el tacón con la suela de color rojo, ¿y sabes por qué? Te lo contamos al final del post.

Por otro lado, la compañía holandesa alegó que la marca del diseñador era nula, excusándose en que según la Ley de Marcas de la Unión Europea se prohíbe registrar cualquier signo formado solamente por la forma de un producto, en este caso la suela. El juez llegó a la conclusión de que el concepto de “forma” debe efectuarse conforme a su sentido habitual del lenguaje. Y en el lenguaje corriente nunca se considera que un color en sí mismo, sin estar delimitado en el espacio, pueda constituir una forma.

Por esta razón, Louboutin aclaró que cuando registró la marca el contorno de la suela no forma parte de la marca, si no que quiere resaltar la posición de la marca, que es el color rojo, un color que está estipulado en el código de identificación internacional como Pantone 18 1663TP y que aplicó a sus suelas rojas.

Es decir, la marca de Louboutin no consiste en la forma específica de la suela de un zapato de tacón. Dibujar la suela sirve únicamente para resaltar el color rojo del objeto.

La suela roja ha permitido que durante todos estos años el público atribuya su origen a su creador, Christian Louboutin, creando así una auténtica Marca Personal diferente y asociativa a las suelas rojas.

El abogado general del Tribunal de la Unión Europea Maciej Szpunar, estaba a favor de anular la marca de diseñador francés. Para él una marca que combina color y forma puede ser denegada según los acuerdos de la directiva. Szpunar mantiene que el análisis debe hacerse al valor intrínseco de la forma sin tener en cuenta el atractivo que haga sobre el producto a causa de la reputación del titular de la marca.

Fuente: REINVENTANDO EL CALZADO