Loewe inventa un nuevo modo de desfilar: un «show» en una caja

, , ,

Su propuesta inspirada en Marcel Duchamp, se añade a las nuevas iniciativas de marcas como Louis Vuitton, Gucci o Saint Laurent

Loewe ha presentado su colección de hombre primavera-verano 2021 en un formato alternativo extremadamente creativo que ha llamado show-in-a-box. Se trataba de una clásica caja archivadora de estilo años 50, con separadores internos que atesoraban todo lo que hubiera podido verse, oírse, percibirse y tocarse en el desfile que «imaginariamente» tuvo lugar ayer domingo a mediodía. En Loewe han demostrado que existen otros modos de desfilar en tiempos del Covid-19, uniendo la tradición y la tecnología.

Y es que quien piense que la moda se quedará parada, se confunde. Jonathan W. Anderson, director creativo de Loewe, ha tomado la idea de las famosas cajas de Marcel Duchamp, esas Boîtes-en-valises que vendía en América y que incluían toda una serie de dibujos, serigrafías, fotografías, miniaturas y pequeñas instalaciones con las que el gran artista intentaba crear pequeños museos portátiles. Lanzadas desde 1936 a 1966 por suscripción y elaboradas a mano inicialmente por el mismo Duchamp, esas cajas condensaban la esencia de su trabajo.

Artesanía contemporánea

« No me apetecía volver a los desfiles todavía, sino impulsar la artesanía y las tradiciones de un modo contemporáneo. Quería dar importancia a los volúmenes arquitectónicos y unir prendas y bolsos como si de una sola pieza se tratara», cuenta Anderson en el vídeo de presentación de su desfile. En cada caja enviada a la prensa e invitados se han incluido grandes recortables de las gafas de la colección, fichas con la colección de calzado, una carta de colores que expone la suavidad de gamas escogida o muestras de tejidos primorosamente organizadas.

Una carta personal de Jonathan Anderson, fotos de las prendas de la colección, una réplica del fondo del desfile, esculturas en papel a montar personalmente e incluso un disco en el que se escuchaba con un rudimentario cartón y una aguja el sonido del taller de Loewe en Madrid, completaban el sorprendente kit físico enviado a domicilio como si de un maletín de espía de posguerra se tratase.

Apoyo digital

El show-in-a-box se completó con una gran serie de contenidos digitales en Instagram y la web de la marca que se hicieron públicos ayer. Entre otros, se mostró una selección de vídeos caseros de los participantes en la front row ficticia, artistas y cantantes de los cinco continentes grabados en su entorno. También se distribuyeron vídeos explicativos de procesos de fabricación, como el centenario Shibori japonés, un tipo de teñido similar a tie dye sesentero o la artesanía tras las prendas en paja trenzada. Esta presentación, que invitaba a involucrarse en el proyecto, tanto por el tacto como por su atractivo visual, ha sido toda una novedad tras estos meses de confinamiento en los que la vida digital y evanescente ha presidido la escena. Un cahier de style físico e inesperado en el etéreo mundo actual.

Esta iniciativa sigue al anuncio de Louis Vuitton, que desarrollará una serie de breves desfiles casi sin público en distintas ciudades del mundo, ampliando la universalidad de la marca sin comprometer la salud de los asistentes. Y se une a las novedades en Gucci y Saint Laurent, que reducen sus desfiles a dos veces al año pero de modo digital, mientras que otras marcas muestran sus colecciones en Instagram o se reservan para mejores fechas. La paradoja de Lampedusa, cambiar todo para que nada cambie.

FUENTE: ABC.ES